Reservas / Contacta Tel 972 377 131
Contacta con nosotros

La calidad de los productos y el cuidado servicio que prestamos a nuestros clientes son nuestra mejor carta de presentación.

Un lugar para disfrutar, Nuestra filosofía es bien clara, Crear soluciones a cualquier necesidad que se nos plantee

Ven y prueba nuestros pinchos, montaditos y tapas tenemos variedad de éstos. Gratis con bebida a la hora del aperitivo

  • esp
  • cat

Ubicación y entorno

Una forma diferente de conocer uno de los lugares más especiales de la Costa Brava.

2

Hoy internacionalmente conocida, Lloret de Mar empezó a recibir los primeros visitantes extranjeros alrededor del 1950. De todas maneras, Lloret no había llegado a esta situación de golpe.
Desde los años anteriores, años veinte, e incluso antes, había acogido, en los veranos, a selectas familias de la sociedad de Barcelona y su entorno que buscaban en las playas lloretenses un ambiente agradable. Entre los veraneantes ilustres se debe nombrar a Josep Carner, uno de los grandes poetas de Cataluña, que el 1919, en la revista D'Aquí, d'Allà, bautizó nuestro pueblo con el nombre de "paraíso gentil".

Recordar, además, que el nombre de Lloret de Mar era conocido a través de aquella famosa aria de Marina que dice textualmente: "Costa la de Levante, playa la de Lloret". Cuando la cantaron por primera vez el 21 de septiembre de 1855 en el Teatro del Circo de Madrid, todavía en forma de zarzuela, más tarde fue convertida en ópera, quizás por ello nadie sospecho que aquella afortunada frase del poeta Francesc Camprodon había de convertirse en el primer eslogan publicitario de Lloret de Mar.

Pasada la Guerra Civil española de 1936-39, la burguesía de Barcelona y su área de influencia vuelve a escoger Lloret, entre otras poblaciones costeras, como destino de vacaciones. Poco a poco, la fama de la ciudad de veraneo trasciende los límites fronterizos del Estado Español y empiezan a aparecer las primeras caras extranjeras. Un médico odontólogo alemán, Ernest Adler (Karlsbad, 1906 - Lloret 1996), de gran prestigio en Europa en temas de medicina bucal, establecido en Lloret contribuye a divulgar el nombre y las excelencias del pueblo entre su clientela centroeuropea. Lloret empieza entonces la gran transformación urbanística que orientara la población hacia el negocio turístico de manera concluyente.

Lloret empieza entonces la gran transformación urbanística que orientara la población hacia el negocio turístico de manera concluyente. La gente lo apostaba todo a una sola carta, tal vez temiendo que otras alternativas puedan hacer fracasar en un futuro, que con el turismo y la hostelería, se preveía bueno. La conversión del pueblo en un centro de vacaciones de primer orden no ha hecho olvidar las raíces históricas que evidencian la larga existencia de la población. Lloret no es fruto, solamente, del fenómeno turístico y de una coyuntura favorable. El Lloret actual es el resultado de la hábil adecuación de la vida lloretense a las perspectivas económicas dominantes en cada momento.

Información obtenida del libro: Lloret de Mar

Autor: Joan Domènech Moner y Miquel Badia

10º Aniversari